Africanus: el hijo del cónsul

Libro Africanus: el hijo del cónsul de Santiago Posteguillo

¡Qué obra maestra! Muchas personas me habían recomendado este libro, pero no me había atrevido a empezarlo porque sabía que era un compromiso importante: 700 páginas, novela histórica, la antigua Roma. Hay que tener la actitud y el tiempo adecuados para enfrentarse a un monstruo de este tamaño.

Con Africanus: el hijo del cónsul, Santiago Posteguillo nos da lecciones de historia, geografía, política, estrategia, escritura y unas cuantas cosas más. Se trata de la primera entrega de una trilogía de novelas que cuentan la vida de Publio Cornelio Escipión, el gran general romano que logró derrotar a otra gran figura de la historia militar de la humanidad, el general cartaginés Aníbal.

Lo que cuento es un spoiler, pero está en los libros de historia y forma parte de lo que somos como Humanidad desde hace más de 2000 años, todo se sabe: quiénes son los personajes, en qué batallas se enfrentaron, cómo llegaron a ser quienes fueron, cómo murieron, etc. Lo que logra Posteguillo es articular a todos estos personajes, sus vivencias y una parte del desarrollo del gran imperio romano en una única narración que tiene la capacidad de quitarle el aliento a cualquiera.

Aunque el personaje central de Africanus es Escipión, en esta novela también veo un gran homenaje a Aníbal. No es un libro de buenos y malos, porque así tampoco es la vida real, pero sí es un libro que genera sentimientos reales de odio y admiración hacia los personajes, aunque en cada momento sea posible entender sus razones y reconocer el valor que tienen sus estrategias.

Creo que este es un gran libro para descubrir o recordar este episodio de la historia, pero también es un gran libro para reconocernos como el producto de ella. A partir de hoy entra en mi lista de recomendaciones. ¡Qué obra maestra!

Con el miedo […] se pueden conseguir muchas cosas, se puede conseguir todo. El miedo en la gente, hábilmente gestionado, puede darte el poder absoluto. La gente con miedo se deja conducir dócilmente.
Fragmento del libro Africanus: el hijo del cónsul de Santiago Posteguillo
Frag

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s