Los desafíos de la memoria

Los desafíos de la memoria

Todo empezó con un artículo que leí en la página de la BBC y me causó curiosidad. Hablaba del nuevo campeón de memoria y entre todo lo que decía, contaba que su camino hacia el campeonato comenzó cuando leyó un libro escrito por un periodista que empezó cubriendo el evento y terminó convirtiéndose en campeón de memoria. Creo que es una de las recomendaciones de libro más originales que he recibido.

Conseguí el libro y lo leí. Mi conclusión es que se trata de un libro muy interesante. No solamente conocí el camino que el autor recorrió para obtener el título, sino que aprendí sobre la historia de las técnicas para mejorar la memoria, descubrí las técnicas, entendí lo básico sobre el funcionamiento de la memoria y me entretuve siguiendo los ejercicios con los que practicó para el campeonato.

El libro se centra en la historia personal de Joshua Foer, en cómo se interesó por las competencias de memoria y en el camino que recorrió hasta llegar a ganar el campeonato de Estados Unidos. Simultáneamente y haciendo uso de sus habilidades periodísticas, Foer explica los resultados de sus investigaciones sobre la memoria, que incluyen temas tan diversos como su evolución, sus usos (no todos tan evidentes como creeríamos), los estudios científicos relacionados con ella y con los sabios, la historia de los concursos de memoria, entre otros.

Hay que entender que este libro no es un manual de técnicas para mejorar la memoria. Aunque el autor explica algunas de ellas mientras cuenta su experiencia, su objetivo nunca es dar instrucciones al respecto; sin embargo, creo que es inevitable terminar tratando de praticarlar mientras se lee el libro, especialmente porque el autor demuestra continuamente que cualquiera puede hacerlo con la práctica suficiente.

Para cerrar quiero contarles que este libro me dejó una gran pregunta: ¿qué vale la pena recordar?

Mientras leía el libro y trataba de hacer ejercicios de memoria, pensé mucho en el tipo de información que me gustaría almacenar en algún lugar de mi memoria para recordar cuando quisiera. Se me ocurrieron cosas como los presidentes de Colombia, los 47 procesos del PMBOK, las fechas históricas más importantes para Colombia o para el mundo, pero no decido si realmente son cosas que vale la pena recordar habiendo tantas memorias externas que pueden darme esa información en segundos. Indirectamente Foer da argumentos para almacenar esta información, pero aún no me decido.

Nuestra manera de percibir el mundo y de actuar en él es producto de cómo y qué recordamos. No somos más que un montón de costumbres conformadas por nuestra memoria. Y en la medida en que controlamos nuestra vida, lo hacemos modificando poco a poco esas costumbres, o lo que es lo mismo, las redes de nuestra memoria.

Fragmento de Los desafíos de la memoria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s