El músico silencioso

Libro El músico silencioso de Mark Wigglesworth

Me gusta mucho la música en vivo y aprovecho cada oportunidad que tengo para ir a conciertos, así que he visto a muchos directores de orquesta trabajando y tenía cierta idea de su rol, pero algunos eventos a los que tuve la oportunidad de ir recientemente y la serie Mozart in the jungle me generaron una curiosidad adicional que me llevó a comprar este libro.

El contenido del libro es exactamente lo que esperaba: una descripción de todo lo que hace el director de orquesta antes, durante y después de un concierto, incluyendo su relación con los músicos, los directores musicales, los directores de escena, el público, los instrumentos, la música y hasta los compositores.

Aunque el libro fue muy interesante y cumplió con mis expectativas, sentí que el autor era repetitivo y que podría haber dicho lo mismo en menos páginas. También hubo algunas explicaciones que me parecieron muy técnicas para mi nivel de conocimiento musical, pero aún así lo disfruté y me llevé algunas ideas clave. La más importante es que el director realmente juega muchos papeles en la orquesta, pero quizás su rol básico sea el que Wigglesworth llama «el narrador de la música», quien interpreta y genera una visión compartida de lo que el compositor quiso transmitir con su obra.

Otra cosa que me gustó del libro es que da algunas explicaciones sobre la evolución de los instrumentos y de la música, por ejemplo cuenta que en el pasado había piezas que se consideraban difíciles de interpretar pero que hoy en día no se califican de esta manera, gracias a que tanto los instrumentos como las técnicas han evolucionado. Supongo que para alguien que toque un instrumento esto será evidente, pero para mí no lo era.

Y lo último que no quisiera dejar pasar es una reflexión que hace el autor sobre nuestra relación con la música. Hace mucho tiempo escuchar música era un privilegio. Para poder hacerlo tenías que ser invitado a un lugar especial, en una fecha especial. Hoy la música está en todas partes, es un ruido de fondo del que muchas veces ni siquiera nos percatamos. Nuestra relación con la música ha cambiado, pero asistir a un concierto sigue siendo mágico, sigue siendo un privilegio.

No hay nada más paralizante para la imaginación que la infinidad de posibilidades. La libertad puede ser muy complicada.
Fragmento del libro El músico silencioso de Mark Wigglesworth

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s