La mano izquierda de la oscuridad

Libro La mano izquierda de la oscuridad de Ursula K. Le Guin

Esta es una novela extraña y a veces un poco confusa. No sé por qué pero esperaba que fuera un libro muy entretenido y fácil de leer, y no es ni lo uno ni lo otro. Me enredó, me hizo pensar, pero no creo que sea para todo el mundo.

El personaje principal de La mano izquierda de la oscuridad es Genly Ai, un enviado de otro planeta que llega al reino de Karhide en el planeta Gueden para negociar alianzas que permitan vincularlos al Ecumen, una liga de planetas. La sinopsis del libro destaca que los guedenianos no tienen género y parece indicar que este es el tema que aborda la novela, pero desde mi punto de vista el tema principal es la política, porque lo que abunda en la novela es la negociación, la diplomacia, las traiciones y la estrategia.

A pesar de esto, que no existan géneros ni roles de género es muy interesante porque plantea el hecho de que la forma como funciona nuestra sociedad está condicionada por ellos y si no existieran, podría funcionar de otra forma y sería tan natural como lo es para los guedenianos.

Lo que no me gustó tanto del libro fue que las palabras inventadas surgieran tan a menudo. Normalmente parte de lo divertido de la ciencia ficción es entrar en un mundo completamente imaginado, pero en este libro las palabras extrañas son tantas y se demoran tanto en ser explicadas que hacen difícil adentrarse en en la lectura y empezar a sentir interés.

Otra cosa que pensé mientras lo leía es que este es un libro que podría beneficiarse del lenguaje inclusivo en una nueva traducción, porque las referencias a todos los guedenianos se hacen en género masculino y eso inmediatamente lleva a pensar en hombres, lo que no pasaría con el «elle» y podría aportarle a las ideas mentales que se generan a medida que se lee. Lo que no sé es qué tanta dificultad le agregaría esto a la lectura y si la gente estaría dispuesta a leerlo.

Como dije al principio, no es un libro para todo el mundo. No atrapa rápidamente y puede llegar a ser confuso.

El extraño que llega anónimamente es un huésped. El enemigo es el prójimo.

Fragmento del libro La mano izquierda de la oscuridad de Ursula K. Le Guin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s